Hablamos con los padres de un estudiante que tomó la decisión de irse a estudiar a Polonia a través de nuestra empresa. Como a cualquier padre o madre, no les fue fácil alejarse de su hijo, pero hoy piensan que fue una decisión acertada y se sienten muy orgullosos de él.

¿Quién propuso la opción de estudiar en el extranjero, usted o su hijo?

Yo, a raíz de que casualmente un compañero me comentó que su hijo iba a empezar también esta experiencia.

¿Le asustaba la idea de que estudiase fuera del país?

No llegaba a asustarme, al ser en Europa y no en otros países extraeuropeos, pero si me producía bastante respeto e incluso, ansiedad.

¿Qué le hizo cambiar de opinión?

En primer lugar, la motivación e ilusión que constaté en mi hijo, y el conocer experiencias previas de la mano de esta empresa.

¿Crees que esta decisión repercutirá positivamente en el futuro de tu hijo?

Si, por supuesto, aunque lo que mi hijo obtenga únicamente dependerá de su esfuerzo y motivación.

¿Que le dirías a los padres que les asusta que sus hijos estudien en el extranjero?

Que es lógica la incertidumbre inicial, pero a la larga, abrirse al espacio europeo les abrirá las puertas a nivel laboral no solo en España, sino también de poder trabajar en el espacio común europeo, por haber tenido una formación en inglés, al tiempo que el tomar sus propias decisiones les hace madurar y crecer enormemente a nivel personal.

WhatsApp chat